Antes de hablar de la calidad de la Lana de oveja, hablemos brevemente de la historia de la lana en Chile y su sustentabilidad.

La lana en Chile

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Chile exporta cerca de 10 millones de kilos de lana de oveja por año, y la mayoría de esta producción proviene del sur de Chile, la región de tierras indígenas Onas y Yámanas.

Durante el sigo 19 y primera mitad del siglo 20 los criadores de ovejas en Chile eran pocos, pero poseían grandes superficies y miles de cabezas de ganado. Se hacía una cría extensiva se animales, y las inversiones se concentraban en la genética ovina y en la instalación de cercos y corrales. Tenían grandes ganancias con bajísimos costos.

Debido a la Reforma Agraria de 1962 estas superficies se subdivieron en estancias de hasta 5000 hectáreas con nuevos dueños. Debido a las condiciones económicas imperantes, no todos subsistieron como productores de lana ovina.

Algunos propietarios se asociaron con sus vecinos con un objetivo claro: incorporar en el ganado ovino un valor agregado, convirtiendo la lana y la carne en artículos con mayor calidad y peso, lo que ayuda a la apreciación general de la industria de la cría de ovejas.

A partir del año 2000 se hace evidente que debe ser una prioridad conservar el medio ambiente e impedir la desertificación de los suelos. Organizaciones ambientalistas junto con productores de lana de mediano y pequeño tamaño y fabricantes de indumentaria se pusieron de acuerdo en lograr la sustentabilidad de la producción de lana.

Asesorados por profesionales, incorporaron técnicas de producción sustentables y acordaron el pago de precio justo por sus productos.

Emprendedores comprometidos con el desarrollo sustentable como Pie de Oveja crean productos a partir de la lana según el nuevo modelo económico de Empresas B. Este es un modelo económico que utiliza el poder del mercado para dar soluciones concretas a problemas sociales y ambientales.

Para ser una Empresa B se debe cumplir con altos estándares de sustentabilidad ecológica y de impacto positivo en la comunidad, protegiendo las economías locales y creando puestos de trabajo para sectores más vulnerables.

Asimismo, la producción de la materia prima, en este caso la lana de oveja, debe ser lograda de forma sustentable, en especial evitando la desertificación de los suelos.

 


Razas de Ovejas en Chile

En el mundo hay alrededor de 450 razas de oveja. En Chile se crían principalmente 2 grupos de razas de ovejas:

1. Las ovejas doble propósito: producen muy buenas calidades de carne y lana (razas Corriedale, Lincoln, Texel, Suffolk, Highlander y Romney Marsh)

2. Las ovejas productoras de lana: Aunque la carne también se consume, se crían estas razas por su excelente calidad de lana y por la cantidad que produce (razas Merino Australiano y Precoz)

 

lana de oveja

Tipos de lana de oveja

Cada raza de oveja produce lana con distinta textura y propiedades, lo que determina su uso general. El grosor de la lana se mide en micras (1000 micras equivalen a un milímetro). A grandes rasgos, estas son las características de cada tipo de lana de oveja:

1. Merino: Esta lana es muy suave y finamente ondulada, la variedad australiana tiene unas 12 micras de grosor y es ideal para mezclarse con seda y cachemira. El colón del vellón en la oveja es blanquecino y sin manchas. Es tan suave que pura no se recomienda para tejer con agujas sino para producir fieltros. Cuando se tiñe los colores se ven claros.

2. Lincoln: esta lana es la más pesada, más brillante y larga de todas las razas de ovejas. La lana tiene un grosor de 40 micras y es usada para hacer frazadas.

3. Corriedale: Produce una lana larga de grosor intermedio (20 micras), es esponjosa y blanca, de muy buena calidad, se usa para todo tipo de tejidos y absorbe muy bien los colores con los que se tiñe, incluso los más claros.

4. Texel: es una lana gruesa pero no tan pesada como Lincoln (40 micras), es más cremosa, y se usa para fabricar medias de lana y todo tipo de prendas gruesas.

5. Suffolk: es una lana de grosor intermedio (25 micras) pero de fibras cortas. Su lana no es totalmente blanca, suele tener tramos oscuros por lo que se usa en rellenos o tejidos de colores oscuros.

6. Highlander: es obtenida del cruce de Texel, Finn y Romney, gruesa pero muy liviana y por lo tanto fácil de tejer. Es la lana típica de un suéter grueso pero liviano.

7. Romney: Lana intermedia, de unos 25 micrones, larga y rústica que se utiliza ampliamente en fabricar colchones y otros rellenos.

banner pie de oveja plantillas de lana

Referencias: Wikipedia / WorldofWool / ONU para la alimentación y agricultura